Munch - sigue gritando


Munch pintando en la playa - 1907

Creo que la primera vez que vi el cuadro de Munch fue hace 15 años en una revista dominical (insert de un diario), recorté la imagen y me dediqué a contemplarla. Me despertó un deseo feroz por poseerla; de una forma tangible, quería que esa pintura fuera mía y que me acompañara en cada nuevo living de mis moradas. Obvio que no fue posible pero las esperanzas no se duermen.
Estoy hablando de El grito, tan poderoso y directo.



Siento
que me grita a mí en un pedido atormentado de ayuda, siento que está solo, puedo percibir la fiebre del mundo a su alrededor y me imagino a este genio pintando fugazmente sobre el cartón , extasiado, inserto en el cromatismo magnético de esa atmósfera. Mi padre pinta y sus mejores cuadros los logra cuando su persona es el pintor. Le he pedido que me pinte el grito y aún espero su promesa, ya me ha regalado el Mouline de la Galette de Van Gogh, escena que me enternece hasta la médula.
Edward Munch nació en Noruega en 1863, vivió 81 años en soledad y con un temor a la muerte y a la enfermedad. Dejó un legado de 1200 pinturas, 4500 dibujos, litografias, xilografías y aguafuertes, anotaciones y, sobre todo, inmortalizó en su arte su propia vida, sus miedos y ansiedades.
También experimentó con la fotografía y del mismo modo en que creía limitado al impresionismo lo creía para la fotografía de captura instantánea.
Uno de sus aforismos más conocidos es: " La cámara no puede competir con el pincel y la paleta, siempre y cuando esta no pueda ser usada en el cielo y en el infierno". Increíble la nobleza y percepción de la realidad metafísica de este ser.
Más info en imageandart (por Milko García Torres)
Pinturas y dibujos en mundofree o en el sitio homenaje por Roman Jaster.


0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Hola! Gracias por comentar y participar en esta casa digital...

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | Best Buy Printable Coupons